En este retiro pudimos disfrutar de una práctica indicada para el reequilibrio de cada uno de los 7 chakras principales a través  de ejercicios de pranayama, kriyas, asanas y yoga nidra, que permitía mantener abierto el chakra estimulado y dar paso al siguiente, creando una